Obtener más vitaminas de nuestros alimentos

vegetales

Aunque coma usted los alimentos adecuados no quiere decir que necesariamente está usted tomando las vitaminas que ellos contienen. Los procesos industriales, el almacenamiento y la cocción pueden fácilmente desbaratar las mejo­res intenciones nutricionales.

Para obtener el máximo de lo que usted co­me, tenga bien presentes las siguientes adver­tencias:

⦁ Lave pero no empape los vegetales frescos si espera beneficiarse de las vitaminas B y C que contienen.

⦁ Prepare sus ensaladas inmediatamente an­tes de comerlas. Las frutas y las hortalizas corta­das y guardadas algún tiempo pierden vitaminas.

⦁ Si no piensa comer su fruta o vegetales frescos en el breve plazo de unos pocos días, ha­rá mejor comprándolos congelados. Las vitami­nas que contienen, por ejemplo, unas judías ver­des bien congeladas serán mejores que las de unas frescas que usted guarda una semana en el refrigerador.

⦁ No descongele sus vegetales congelados antes de cocinarlos.

⦁ Los alimentos congelados que puede usted hervir en sus bolsas ofrecen más vitaminas que las ordinarias, y todos los alimentos congelados son preferibles a los enlatados.

⦁ Cocinando con recipientes de cobre se pueden destruir la vitamina C, el ácido fólico y la vitamina E.

⦁ Los utensilios de aluminio, acero inoxida­ble, vidrio, esmaltados y de barro cocido son los mejores para retener los nutrientes durante la cocción.

⦁ La cocción breve y las reducidas cantida­des de agua destruyen menos los nutrientes.

⦁ La leche en recipientes de vidrio puede per­der la riboflavina, lo mismo que las vitaminas A y D, a menos que se la guarde al abrigo de la luz. El pan expuesto a la luz también puede perder es­tos nutrientes.

⦁ Los géneros muy tostados o cocidos al horno tienen menos tiamina que los otros.

⦁ Cueza al horno o hierva las patatas con su piel para aprovechar mejor sus vitaminas.

⦁ Use el agua de cocción de los vegetales para hacer sopas, los jugos de las carnes y pes­cados para hacer salsas y los jarabes de las frutas enlatadas para hacer postres.

⦁ Absténgase de usar bicarbonato de sosa cuando cocine vegetales si quiere beneficiarse de su tiamida y vitamina C.

⦁ Guarde las frutas y las hortalizas en el refri­gerador tan pronto los trae a casa desde el mer­cado.